Alto Perfil número 10

LEER REVISTA
DIGITAL

Conoce más sobre Soft Skills y consigue mejores resultados

En el pasado se creía que con ir a la universidad, titularse y ser el mejor de la clase tendrías a tu favor todas las herramientas necesarias para convertirte en un líder y destacar en la vida profesional. Hoy en día sabemos que esto no es ni remotamente cierto y que la manera en que trabajas, la forma en que interactúas con tus colegas, resuelves los problemas y gestionas tu trabajo son tanto o más importante como la carrera que estudiaste o dominar excel. Todas esas habilidades, y muchas otras, son conocidas como Habilidades Blandas o Soft Skills.

Las habilidades incluyen habilidades blandas interpersonales, comunicativas, de escucha, gestión del tiempo, empatía, entre otras. Por lo general, los gerentes de contratación buscan candidatos con habilidades blandas para un empleo porque realizan su trabajo de manera exitosa. Una persona puede tener excelentes habilidades técnicas y específicas para el trabajo, pero si no puede gestionar su tiempo o trabajar en equipo, es posible que no tenga éxito en su empleo.

A diferencia de las habilidades duras, las habilidades blandas son transferibles y se pueden utilizar, sin importar el trabajo de la persona. También son muy importantes en trabajos orientados al cliente. Estas pueden ser atributos personales, características de la personalidad y habilidades comunicativas necesarias para tener éxito en el trabajo. Asimismo, determinan cómo una persona interactúa con los demás.

Algunos tipos de habilidades blandas incluyen: adaptabilidad, comunicación, pensamiento creativo, fiabilidad, ética de trabajo, trabajo en equipo, gestión del tiempo, resolución de problemas y muchas más.

A diferencia de las habilidades técnicas que se aprenden, las habilidades blandas son capacidades interpersonales que se ejercitan a través del trato y las relaciones con los demás. Estas son mucho más difíciles de aprender y evaluar, al menos en un salón tradicional. 

Si has estado trabajando por un buen tiempo, es posible que hayas desarrollado algunas habilidades blandas. Por ejemplo, si has trabajado en tiendas, significa que has laborado en un ambiente de equipo. Si has ayudado a clientes insatisfechos a encontrar una solución, has utilizado habilidades de resolución de conflictos y solución de problemas.

También, puedes reflexionar sobre las habilidades blandas que necesitas desarrollar. Por ejemplo, en vez de solo discutir problemas con tu jefe, propón soluciones a esos problemas. Si ves que un colega está teniendo dificultades, ayúdalo. Si hay un proceso que podría mejorar en tu área de trabajo, sugiérelo.

 

A continuación, conoce algunos tips para ayudarte a mejorar tus habilidades blandas.

 

Deja fluir tu creatividad

  • Desconéctate. La creatividad no fluye si la fuerzas. ¿La mejor idea que has tenido se te ocurrió en la ducha? Pues los momentos solo para reflexionar sin tener otras tareas en mente son los mejores incentivadores de la creatividad. 
  • Considera tener en tu agenda un “tiempo para pensar” donde priorices la desconexión y practiques tu creatividad. Existen personas que lo hacen pintando, escribiendo, cantando, sin embargo, a veces no hay que “hacer nada” para que la mente fluya. 
  • Apóyate en tu equipo y hagan lluvia de ideas juntos. Existen personas que son creativas por sí solas, pero la mayoría necesita que las ideas fluyan entre otras personas para activar su creatividad. 

 

Inteligencia emocional

  • ¿Cuándo fue la última vez que recurriste a alguien para saber su punto de vista? Adoptar el hábito de pedirle a los demás su punto de vista y escuchar atentamente sus respuestas no sólo aumentará tu inteligencia emocional, sino que te hará más eficiente.
  • No siempre somos nuestros mejores jueces. Al pedir la opinión de quienes te conocen bien, puede revelar puntos ciegos en tu propia percepción. 
  • Introspección. No importa si eres desarrollador o carpintero, todos necesitamos un poco de autorreflexión en nuestras vidas. Constantemente saltamos de una actividad a otra sin reflexionar sobre lo ocurrido. 

Aprovecha el inicio de año y escribe una lista de habilidades blandas en las que quieras trabajar, ese será el primer paso de un gran camino constante de superación personal. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *