Alto Perfil número 10

LEER REVISTA
DIGITAL

NEARSHORING CON SENTIDO HUMANO

Las cadenas de producción en el mundo han cambiado y a partir de los diversos acontecimientos políticos y económicos de los últimos años, los empresarios productores han preferido trasladar sus negocios a los lugares más cercanos en donde se ubican sus consumidores, a este fenómeno se le conoce como “Nearshoring o la relocalización de empresas”.

En este sentido, nuestro país está en el ojo del huracán y es uno de los principales receptores de estos nuevos negocios derivado de un adecuado manejo de las finanzas públicas, la estabilidad social y política y por su puesto, por la confianza que se tiene sobre nuestro país y su fuerza laboral.

En mis participaciones anteriores he mencionado que México se ha posicionado como uno de los principales receptores de inversión extranjera y les puedo asegurar que esto seguirá creciendo en los próximos años porque nuestro país está viviendo un gran momento económico.

Aquí vale la pena hacer una mención especial de que a diferencia de otros momentos, hoy se busca que el desarrollo económico esté acompañado de una considerable mejora en la calidad de vida de los mexicanos y sus familias, hoy debe quedar claro que no se trata sólo de captar recursos sin que eso se vea reflejado en calidad de vida y mejores oportunidades para todos, en estos tiempos de elecciones es fundamental analizar las propuestas para tomar la mejor decisión en favor de México y los mexicanos.

La relocalización de empresas hacia Ciudad de México y el país es una tendencia creciente en el mundo empresarial. El nearshoring, o la práctica de trasladar operaciones a países cercanos, como México y Estados Unidos, ofrece beneficios tanto económicos como sociales. Al establecerse en Ciudad de México, las empresas pueden aprovechar la proximidad geográfica, la similitud y diversidad cultural aprovechando estos elementos y el talento local, al tiempo que contribuyen al desarrollo económico y social de la región. Además, al priorizar el sentido social y humano en sus operaciones, las empresas pueden generar un impacto positivo en la comunidad, promoviendo la creación de empleo, el desarrollo de habilidades y la mejora de las condiciones laborales. En resumen, la relocalización de empresas con sentido social y humano en Ciudad de México y el país puede ser una estrategia beneficiosa tanto para las empresas como para la sociedad en general.

 

Leo Poblete

Licenciado en Derecho
Ig: Leopoga
Fb: Leonardo Poblete
X: @leo_poblete
TikTok @leopoga76

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *