Alto Perfil número 10

LEER REVISTA
DIGITAL

Construyendo hoy con tecnologías del futuro

La IA, la Robótica y la Impresión 3D son tendencia en la industria de la construcción, y lo serán aún más

 

Hace algunos años la fantasía de la ciencia ficción nos hacía imaginar casas inteligentes completamente automatizadas, creadas para satisfacer cualquier capricho de sus habitantes. Hoy eso es una realidad gracias a los adelantos tecnológicos aplicados en la industria de la construcción, como la impresión en 3D, la Robótica y la llamada Inteligencia Artificial. Y aunque aún se trabaja en mejorar cada día, es indudable el impacto positivo que la automatización está presentando en la forma de construir más segura y eficiente. A continuación haremos un recorrido por estos increíbles avances, que si bien ya se usan con regularidad, marcarán las tendencias en 2024 y los años por venir.

Inteligencia Artificial

Esta serie de adelantos de la informática trabaja en la creación de sistemas capaces de realizar actividades como el aprendizaje y el razonamiento, que antes requerían de la inteligencia humana. Estos sistemas aparecen cada vez más en la industria de la construcción y ayudan a analizar cientos o miles de datos y esa información permite diseñar o construir en forma más segura y eficiente. La Inteligencia Artificial (IA) también es una gran auxiliar para que los constructores puedan gestionar el trabajo de sus equipos, evitando así los horarios mal planeados y la consiguiente pérdida de tiempo o inactividad. Hasta ahora, se siguen explorando nuevas formas en las que la Inteligencia Artificial incida en la construcción de nuestros hogares, pero las posibilidades seguramente serán infinitas.

Robots ‘constructores’

Es un hecho que la sensibilidad y destreza humanas nunca podrán ser reemplazadas por la automatización; sin embargo, la participación de los robots ayuda a construir más rápido porque pueden trabajar más horas y eso baja considerablemente los costos. Además, los avances en la robótica han podido aprovecharse para auxiliar a los trabajadores de la construcción en algunas labores que podrían resultar de riesgo o complicadas para el ser humano, como el manejo de materiales peligrosos, con mucho peso, demoliciones, soldar, etc.

La construcción con impresión en 3D

El futuro de la construcción parece encontrarse también en el diseño y fabricación de viviendas hechas con modernas y gigantescas impresoras en 3D. Tal es el auge de esta tecnología que la NASA está planeando construir el primer Airbnb en la superficie lunar imprimiendo desde los tabiques hasta los muebles (véase nuestra sección News). Por ahora, los constructores en la Tierra crean estructuras y edificios con componentes hechos en forma personalizada, como paneles de paredes y columnas. Este tipo de avance también está tomando relevancia porque hace que las construcciones se terminen en menos tiempo y cuesten menos.

 

Realidad Virtual

Los nuevos softwares de construcción son capaces de crear un proyecto completamente digital, el cual permite que los trabajadores puedan “vivirlo” antes de que se construya y así tienen la posibilidad de corregir las fallas antes de que se generen. Las oportunidades de usar la realidad virtual en otras tareas de la construcción son muchas y seguramente pronto vendrán muchas más.

Drones

Otro adelanto tecnológico que ha sido muy usado en este año que termina y que seguramente lo será aún más en el próximo 2024 son los drones. Desde las inspecciones de seguridad en campo hasta la topografía, estos artefactos voladores no tripulados han revolucionado diversas áreas de la construcción, permitiendo el conocimiento panorámico de los proyectos y una mejor planeación, libre de fallas.

Internet de las Cosas

Definido como “la red de objetos físicos (‘cosas’) que llevan incorporados sensores, software y otras tecnologías con el fin de conectarse e intercambiar datos con otros dispositivos y sistemas a través de internet”. Así, en el proceso de automatización, es muy importante que todos los equipos que intervienen en una construcción estén interconectados e intercambien información, porque eso permite monitorear las tareas en tiempo real para tener mejores tiempos de ejecución de obra y poder corregir los errores antes de que se presenten.

Las empresas constructoras, sin importar su tamaño, deben estar preparadas para cambiar sus procesos tradicionales, dentro de sus labores cotidianas del trabajo, a la automatización, para dar paso a las construcciones del futuro. Hoy en día, la correcta vinculación e intercambio de información con todos los equipos que intervienen en un mismo proyecto en tiempo real es primordial para los procesos de planificación y ejecución de proyectos, ya que permite que los recursos sean fácilmente medibles en cualquier momento, de forma remota, y con detecciones y respuestas automáticas, optimizando tiempos y minimizando o erradicando errores antes de cometerlos. De esta forma, se consigue una ejecución de obra más rápida y efectiva

En 2024 seguirá la tendencia

El cambio y los grandes beneficios que traen consigo todas estas tecnologías para la construcción son evidentes y se acrecentará en el próximo año y los que vienen. Esto ha permitido que edificar sea menos costoso, más rápido, seguro y con mayor calidad. Por tal motivo son muchas las empresas de la construcción que están destinando cada vez más porcentajes de sus presupuestos en desarrollar o adquirir nuevas tecnologías y alentar a sus empleados en la capacitación constante en el uso de éstas, porque saben que eso los mantendrá en un nivel de competitividad mayor. Así que por ahora toca disfrutar de todos estos avances en las cada vez más inteligentes casas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *